clarques

Desarrollo comunitario

. Clarke's comenzó con una planta de producción en la costa norte de la República Dominicana en un pequeño pueblo llamado Miches. Clarke's es la segunda operación de producción del fundador Daniel Dalet. Clarke's tiene un modelo comercial único que se distingue en parte porque su fuerza laboral está compuesta principalmente por madres solteras. Mientras refinaba sus técnicas de procesamiento de coco, Daniel probó muchos métodos para la producción de aceite de coco virgen, incluida la fermentación, la centrifugación y los expulsores mecánicos, y finalmente persiguió la microexpulsión directa (DME). DME crea oportunidades de mano de obra calificada, así como un producto superior en sabor y una larga vida útil. DME es un proceso sostenible impulsado por biomasa que permite un control de calidad uniforme debido a la pequeña escala de la operación.  Clarke adoptó el DME  proceso de su inventor, el Dr. Dan Etherington, de  Kokonut Pacific , otro de los productores certificados de FairTSA. El compromiso de Clarke con DME ha creado una gran oportunidad para las madres solteras que buscan trabajo en la comunidad local.

worker group.jpg

resumen de 2017  Proyectos

Apoyar a una fuerza laboral de madres solteras fue un pilar fundamental de Clarkes, y ahora con financiamiento de Comercio Justo FairTSA  Clarke's Organics busca expandir estos ideales de inversión social en la fuerza laboral local. Por el primero 

Los futuros proyectos de Desarrollo Comunitario con FairTSA incluyen la creación de un fondo de copago para ayudar a cubrir los gastos médicos no cubiertos por el seguro médico, un fondo para útiles escolares y los costos de enviar a los hijos de los trabajadores a la escuela, y un fondo médico de emergencia. Su objetivo a largo plazo es tener un Centro de Enriquecimiento de Inglés para dar a los niños la ventaja de congregarse y estudiar a través de su propia comunidad.

harvester outside.jpg

2012 - 2013: Proyecto de perforación de pozos

El primer proyecto elegido fue la perforación de dos pozos en los Barangays (pueblos) de  Concepción  y   Camanga.   Estos  rural  comunidades  fueron  elegido  vencer  para  su aislamiento  cual  requerido  excursiones  de  1.5  y  2  horas  (Camanga,  y  Concepción, respectivamente) a pie para ir a buscar agua a los arroyos que a menudo estaban contaminados. En línea con  FairTSA  compromiso de generar confianza en los productores y alentar el uso de nuevas habilidades, los aldeanos inicialmente planearon utilizar mano de obra y materiales locales a través del uso  de  un  accionado a mano  perforación  sistema.  El terreno rocoso, sin embargo, resultó demasiado difícil  por  este  método  y  eventualmente,  un  con motor diesel  perforar  tuvo  para  ser  contratado  para completar el proyecto. 

Concepcion Well Group 1.JPG
P1011185.JPG

2013 - 2017: Beca FSUU

En agosto de 2013, el  Justo TSA  Se creó un fondo de becas y seis estudiantes dignos recibieron becas completas para su educación en Father  Saturnino  Urios  Universidad (FSUU) en la ciudad de Butuan. FSUU requiere  de los estudiantes un fuerte compromiso con sus comunidades y la realización de un proyecto comunitario antes de graduarse. Los seis estudiantes se graduaron con éxito en mayo de 2017. 

2014: Formación y Seminarios

2014 vio seminarios y capacitaciones para agricultores enfocados en la comprensión de estándares orgánicos, prácticas de manejo agrícola, servicios de desarrollo comunitario y  Justo TSA  estándares  También fue durante este tiempo que se desarrolló el plan para distribuir aproximadamente 100 pequeños paneles solares entre las familias campesinas sin acceso a la electricidad.  

 

2014-2015: Proyecto de Paneles Solares

Para muchos aldeanos ubicados en lugares remotos que trabajan con Celebes, la comunicación por teléfono celular es la única forma de coordinar la recolección de sus cocos, una  a menudo complicado  proceso que involucra la maniobra de grandes camiones a través de terrenos extremos. A pesar de esta necesidad, muchos aldeanos no tienen acceso a la electricidad y deben viajar hasta una hora para cargar sus dispositivos (que, por lo tanto, solo se cargan uno o dos días a la semana). Para abordar este dilema, los miembros de la comunidad decidieron instalar paneles solares  Paneles en casas de aldeanos para proporcionar iluminación básica y permitir la carga de teléfonos. Ahora, con dispositivos móviles completamente cargados, los aldeanos pueden coordinar de manera eficiente las recolecciones de coco sin tener que esperar, a veces durante días, para ver si llegan los camiones de envío.

Derecha:  Premontaje de paneles solares.

A Solar Panel Set Complete with Light Bu

Abajo: Instalación y distribución de paneles solares. Desde que comenzó el proyecto a principios de 2015, se han distribuido 100 kits de paneles solares. Con esta nueva fuente de energía, los aldeanos ahora pueden optar por tener el proceso de secado del coco por la noche, que es más eficiente y permite una mayor flexibilidad con su horario.

15.jpg
7.jpg
14.jpg

2015: Proyecto de pozo profundo Maya-os

maya-os  es  un  Coco  y  productor de banano  pueblos  situado  en  la  norte  de  minandão,   Filipinas.   Previamente,  su  agua  sistema  consistía  de  un  1  pulgada  tubo de goma que alimentaba a las líneas más pequeñas que conducían a los hogares individuales. En días buenos, este sistema funcionó decentemente para las familias cercanas al comienzo de la línea, pero en días malos  unos,  eso  demostrado  incapaz  de  suministro de agua a la comunidad. En una visita del Dr. Winfried  Fuchshofen  en abril de 2015, fue  decidió  ese   un  nuevo  bien  era  para  ser  excavado  como parte  de  ese  años   JustoTSA  Desarrollo comunitario  proyecto.   UN  localización  se decidió, y el pozo se completó en septiembre de ese año. 

Abajo: Fotos del pozo terminado y proceso de construcción.

3.jpg
1.jpg
4.jpg
7.jpg

Proyectos 2016 - 2017

Para el 2016 se planeó la continuación de dos becas, y la distribución de útiles escolares y uniformes. Debido a problemas logísticos, la distribución de los suministros no se realizó en 2016, sino que se pospuso para 2017 y se completó en julio de ese año. Los productores también solicitaron fondos de emergencia para hacer frente a una infestación de roedores en su coco. La solución, colocar tiras de metal en la parte inferior de los árboles para hacerlos infranqueables para los ratones, fue simple y,  aunque esta solicitud se produjo después de que se presentó el proyecto, la financiación se puso a disposición de inmediato. 

2018  falcata  y retoños de plátano  Proyecto 

Para  desarrollar  fuentes de ingresos suplementarias  y crear una sostenibilidad económica duradera, los productores  repartido  chupones de platano y plántulas de falcata a 595 interesados  participantes en  Misamis Oriental,  Agusan  del Norte, y  Agusan  del Sur. Cada agricultor sembró en promedio 87 hijuelos, los cuales  típicamente alrededor  $4 de ganancia anual  por banano cultivado.

A los agricultores también se les dio Falcata  plántulas  que mejoran la fertilidad del suelo (debido a la fijación de nitrógeno a través de bacterias del aire) y  producir una madera utilizable para proyectos de construcción,  Cosechable en tan solo 7 años.  Trabajando en conjunto con las plántulas de banano, que brindan seguridad alimentaria y una fuente de ingresos adicional, el crecimiento de Falcata reforzará sustancialmente la seguridad financiera de los pequeños agricultores.  En el transcurso del proyecto se sembraron 52,168 hijuelos,  con los productores siendo pagados  costes laborales  por hijuelo plantado.  

Farmer9.jpg

Estimaciones Proyecto Falcata 

Los números a continuación se basan en las siguientes suposiciones: 100 retoños de falcata por agricultor, 50 retoños de banano por agricultor, tasa de supervivencia del 80 % para árboles de falcata y banano, valor del árbol de Falcata US-$ 8/árbol durante 7 años, ingreso neto anual por banano por agricultor US$4 por 6 años, 20% de los bananos utilizados para consumo propio; el importe de la contribución interna es una estimación. La distribución de las plántulas finalizó en octubre de 2017.